Sobre mí

Foto.perfil

 Esta es la web de María Bauzá Cerro (Mallorca, 1993)

Si ya es difícil escribir, todavía lo es más escribir sobre uno mismo. Empezando por el principio, nací hace ya 23 años en un pueblecito de Mallorca, Son Servera. Desde muy pequeña -con tan solo 11 años- ya estaba decidida a que mi destino era Japón. Y como soy capricornio, y por ende una cabezona que va hasta el final por sus objetivos, me trasladé a vivir a Madrid hace cuatro años, donde he finalizado mis estudios en la carrera de Estudios de Asia y África: Japonés en la Universidad Autónoma de Madrid. 

Os estaría engañando si os dijese que es un camino fácil, pero ¿y lo bien que me lo estoy pasando? Viajé por prima vez a Japón con 18 años recién cumplidos, al día siguiente de mi cumpleaños para ser exactos, y con mi mejor compañera: mi hermana. Al año volví a ir para profundizar en el estudio del idioma, mi principal pasión, y estuve un mes y medio participando en un curso de conversación. En el 2013 empecé mis estudios de grado, los que me abrieron la puerta a solicitar un Convenio Internacional por el que estuve medio año en Kanda University of International Studies (KUIS).

 

El pasado 2 de junio de 2017 presenté y defendí mi Trabajo de Fin de Grado titulado: “Afrontando las dificultades de la enseñanza del idioma japonés. Aprendizaje de diez expresiones japonesas realizando un recorrido lingüístico y sociolingüístico.” Pero, sin querer quedarme ahí, profundicé más en mi investigación y la pude exponer en el IV Simposio de Profesores de Japonés en España que tuvo como sede la Universidad de Salamanca. Durante todo este recorrido me he ido dando cuenta de la gran laguna de información sobre la lingüística y sociolingüística japonesa en español y por esta razón he decidido emprender este proyecto, para darle más voz a esta rama que es fundamental para el aprendizaje del idioma japonés.

En mi futuro más cercano estoy iniciandóme en el mundo de la enseñanza del japonés y para ello voy a realizar el Máster en Lingüística Teórica y Aplicada en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. El japonés, tanto como Japón y su cultura, es único y -a pesar de su complejidad- quien se inicia en su estudio se sentirá atraído y con la necesidad de aprender más y más.