すみません desde el Período Edo

Durante el aprendizaje de idiomas extranjeros siempre nos encontraremos con palabras o expresiones que no tienen equivalentes en nuestra lengua. En español tenemos la palabra sobremesa que contiene una connotación cultural que causa muchas dificultades a la hora de la traducción. Con el japonés pasa lo mismo, pero estas situaciones se multiplican por dos. ¿Por qué? La ambigüedad y las normas sociales que obligan a utilizar cierta expresión en cierta ocasión es lo que más dificultades nos trae a los extranjeros, ajenos a esta realidad social (aprendiendo japonés en un aula). Como futura profesora, le estuve dando muchas vueltas al tema de cómo enseñar estas expresiones o cómo crear en el alumno la necesidad de utilizar una expresión en un momento dado.

PPT utilizado para presentación de expresiones japonesas en la Universidad Complutense de Madrid gracias a la profesora Kojima

Y llegué a la conclusión de que -ya que la mayoría de alumnos de japonés no solo tienen interés por el idioma, sino que también por la cultura e historia- sería interesante ofrecer una explicación más amplia de estas expresiones y no solo quedarnos en las listas de vocabulario ofrecidas a principio de curso. Hoy vengo a hablaros de la expresión すみません (sumimasen).

Para entender un poco mejor la utilización de sumimasen deberemos retroceder al Periodo Edo (1603-1868). Durante esta era existían muchos problemas de dinero en la población, se realizaban compras que se pagaban a posteriori y se pedían muchos préstamos. Una vez que se finalizaban todas las deudas se utilizaba el verbo 済む (sumu) o 澄む (sumu) que significan respectivamente estar acabado/finalizado estar limpio. Sin embargo, durante este periodo entre compra y pago o préstamo y devolución se utilizaba el mismo verbo en su forma en negativo: すまぬ (sumanu) o すまない (sumanai) que equivalía a no pagado por completodeuda no finalizada. Más tarde se adoptaría la forma sumimasen.

Por lo tanto, sumimasen literalmente significa no acabado no finalizado. Pero, ¿cómo ha derivado esta expresión a significar disculpe/perdónCuando ocasionamos un problema a alguna persona o alguna molestia, es probable que nos sintamos con cierto sentimiento de deuda y sintamos la necesidad de compensar esa situación. Por lo tanto, una expresión que surgió con el fin de expresar de que estamos en deuda de saldar una cuenta y tenía un vinculo monetario, se ha desarrollado hacia un aspecto de deuda social.

Hoy en día sumimasen puede significar: 

  1. Disculpe: Es una de las primeros significados que aprendemos y es equivalente al inglés excuse me o al francés excusez-moi. Efectivamente, esta es su utilización más habitual y podemos utilizarlo para preguntar algo. Por ejemplo: すみません、しんじゅくのえきはどちらですか。(TR: Disculpe, ¿dónde está la estación de Shinjuku?
  2. Perdón: Es una forma muy común de pedir perdón ante errores leves que pueden ser o no responsabilidad nuestra. Se utiliza principalmente en un entorno laboral, en el que si hacemos algo mal nos sentimos en deuda. En otra entrada hablaremos de la diferencia entre sumimasen y gomennasai. Ejemplo la siguiente oración que podemos leer en un cartel de obras: ご迷惑をお掛けしてまことにすみません。(TR: pedimos perdón por la inconveniencia que le podamos causar). 
  3. Gracias: ¿Cómo es posible que una expresión signifique al mismo tiempo: gracias y perdón? Para entenderlo mejor necesitamos introducir un término social japonés que es el giri. 

“Giri” es una palabra difícil de traducir. Es algo así como “Obligación/Deber social”, consiste en la obligación por preocuparse por los que te han dado algo en la vida y les debes algo. Los japoneses sienten el deber de devolver la gratitud que han recibido aunque a causa de ello se tengan que autosacrificar. El Giri está presente en las relaciones maestro-alumno, hombre-mujer, amigos, familia, negocios etc. (KIRAINET, 2005)

Aunque se podría hablar, y se ha hablado, extensamente sobre este término, nos vamos a limitar a ofrecer esta pequeña introducción de mano de KIRAINET (podéis leer su artículo completo aquí). Así pues, el giri está asociado a una norma social no escrita pero que todos siguen y que tiene que ver con deber mostrar gratitud ante los demás, sobre todo ante un superior del que hemos recibido un favor. Esto nos obliga a corresponder todo lo que recibamos: regalos, favores, ayudas, etc. Este concepto se entiende fácilmente con la existencia del día de San Valentín en febrero, en el que las mujeres regalan chocolate a los hombres; y el White Day en marzo, en el que los hombres tienen que devolver (okaseshi) este detalle con otro similar.

Lo utilizaremos, por ejemplo, al recibir un regalo. En español también utilizaríamos algo similar como: no hacía falta que te molestaras. 

Por último, ¿cómo distinguir que significa en cada caso? ¡Deberemos prestar especial atención al tono! ¿Es suave? ¿interrogativo? ¿apesadumbrado?

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s